Ir al contenido principal

Guía para 'convivir' en casa con el Covid-19

Los casos leves pueden ser tratados a domicilio si cumplen unos requisitos, como disponer de una estancia para el aislamiento

pueden recibir atención domiciliaria siempre que cumplan unos requisitos como no padecer otras enfermedades, no convivir con personas con factores de riesgo o disponer de una estancia en la vivienda para su aislamiento, según el protocolo del Ministerio de Salud. El manejo domiciliario del coronavirus también puede ser una opción en el caso de que un ingreso hospitalario sea inviable, por ejemplo, si la capacidad se ve limitada por la situación epidemiológica o por un rechazo del paciente a ser ingresado.

¿Qué casos pueden recibir atención domiciliaria? Aquellos que no presenten factores de vulnerabilidad previos como: enfermedades crónicas (cardiovascular, pulmonar, renal, diabetes...), alteración del sistema inmunitario, edad avanzada embarazo o edad pediátrica. También los no presenten criterios de gravedad como: síntomas respiratorios (disnea, expectoración...), síntomas gastrointestinales como vómitos, diarrea con deshidratación o síntomas neurológicos como confusión o letargia. Y deberán ser casos tanto en investigación como probables o confirmados pero con síntomas leves y también casos probables o confirmados de Covid-19 que tras recibir el alta hospitalaria aún requieren atención sanitaria y medidas de aislamiento.

Requisitos mínimos. La vivienda debe disponer de una estancia con buena ventilación y que pueda ser dedicada de forma específica para el aislamiento del caso, con posibilidad de designar un baño para uso exclusivo del paciente. También es necesario disponer de un teléfono que garantice la comunicación permanente con el personal sanitario. Que no habiten en ese domicilio otras personas vulnerables es fundamental para evitar contagios de riesgo.
¿Cómo debe ser el lugar de aislamiento? Los expertos insisten en una estancia de uso individual, aunque el documento también contempla que en la habitación se garantice una distancia mínima de dos metros con el resto de habitantes. Y debe tener una ventilación adecuada directa a la calle. Es conveniente tener un baño de uso exclusivo del paciente o, en su caso, limpiarlo con cloro cada vez que haga uso. Tanto los utensilios de aseo como los productos para la higiene de manos como jabón o solución hidroalcohólica serán de uso personal, mientras que las toallas deberán cambiarse periódicamente, sobre todo si están húmedas. En la habitación se colocará un cubo de basura con tapa de apertura de pedal y una bolsa de plástico que cierre herméticamente para los residuos.
Protección del resto de habitantes de la casa. Para garantizar la protección de otros habitantes de la casa, el paciente debe permanecer aislado, con la puerta cerrada y, en caso de tener que utilizar zonas comunes, debe usar mascarilla y lavarse las manos al salir de la habitación. La persona enferma no deberá recibir visitas durante el periodo de aislamiento y se recomienda disponer de un registro de entrada y salida diario de personas que tengan que acceder a la habitación. El paciente debe comunicarse por el teléfono móvil o por intercomunicador (como el que se utiliza con los bebés) con el resto de familiares. Todos los habitantes deben lavarse las manos con agua y jabón o solución hidroalcohólica después de cualquier contacto con el enfermo o su entorno inmediato. Si el caso en investigación es una madre lactante, debe llevar una mascarilla cuando esté cerca de su bebé y realizar una cuidadosa higiene de manos antes del contacto cercano con el niño.
¿Qué hacemos con los residuos? El protocolo explica que es necesario lavar la ropa personal, de cama, toallas de los enfermos con jabones o detergentes habituales a 60-90 grados centígrados y dejar que se seque completamente. Esta ropa deberá colocarse en una bolsa con cierre hermético hasta el momento de lavarla y hay que evitar sacudirla antes. La bolsa con los residuos podrá descartarse con el resto de los desechos domésticos siempre que estén introducidos en una bolsa cerrada herméticamente. Los cubiertos, vasos, platos y demás utensilios reutilizables se lavarán con agua caliente y jabón o preferiblemente en el lavavajillas. Tras el contacto con los residuos siempre se deberá realizar higiene de manos.
Fuente : la opinion de coruña

Comentarios

Entradas populares de este blog

Inflamación de un ganglio linfático: ¿Qué debo hacer?

Aunque no lo creamos existen muchas dolencias que pueden favorecer la inflamación de los ganglios, desde una infección bucal hasta una de oído, pasando por una bajada de defensas La  inflamación de un ganglio linfático  es muy común y, si te ocurre, lo primero que deberás hacer es calmarte. El 80% de las veces se debe a una simple infección sin mayor importancia ya que, en ocasiones, el simple hecho de estar débiles puede hacer que el líquido tisular (linfa) se acumule y origine dicha reacción. Mantener la calma y acudir al médico van a ser las pautas esenciales con las que actuar ante la inflamación de un ganglio linfático. Nosotros, por nuestra parte,  queremos explicarte cuáles son las causas y los síntomas  que originan la inflamación de un ganglio linfático, incidiendo una vez más, en que suele ser algo muy común. 1. ¿Qué función tienen los ganglios linfáticos? Piensa en el sistema linfático como en una compleja red que recorre nuestro cuerpo al igual que los v

El ejercicio mejora la memoria y el aprendizaje

Al practicar ejercicio nuestro corazón bombea más sangre y llega más oxígeno a nuestro cerebro, de modo que nuestra mente se despeja y conseguimos mejorar la fijación de recuerdos y la memoria Es importante encontrar tiempo para hacer ejercicio, sobre todo, si tenemos que estudiar mucho o queremos que nuestro aprendizaje sea mayor.  El ejercicio no es solo bueno para nuestra salud y el estado físico, sino que también aumenta nuestro bienestar mental . Descubre cómo el ejercicio mejora la memoria y el aprendizaje. El ejercicio nos puede ayudar a mantener la calma ante el estrés diario que muchas personas sufren en la actualidad, ya que ayuda a sentirnos con más energía y frescos y obtener así los mejores resultados.  Además, la actividad física regular ayuda a mantenerse en un peso saludable y reducir el riesgo de enfermedades graves, como los padecimientos del corazón y algunos tipos de cáncer . Mantenerse activo no requiere una gran cantidad de tiempo y esfuerzo.  Hacer 15

Mejorar la memoria de forma natural

La combinación de alimentación saludable y actividad física es fundamental para reducir la pérdida de memoria. Mantén la mente ocupada. No sólo los adultos mayores son quienes padecen de mala memoria, todas las personas de cualquier edad puede sufrir este trastorno que muchas veces nos hace pasar muy malos ratos. La memoria se va perdiendo cada día más con el paso de los años , las personas de la tercera edad pueden asociar este problema a síntomas de  Alzheimer , pero no necesariamente quienes tienen mala memoria van a comenzar a sufrir de esta enfermedad,  simplemente es un proceso natural de degeneración cerebral por el que todos tenemos que pasar a medida que envejecemos. Prevenir la pérdida de la memoria Gracias a diversos alimentos podemos prevenir la pérdida de la memoria de una manera totalmente natural. Estos son: Alimentos antioxidantes Se encuentran entre la gama de alimentos que nos pueden ayudar a mejorar y prevenir la mala memoria , ya que son mu