viernes, 3 de marzo de 2017

Me enfermo muy seguido. ¿A qué se debe?


Aunque parezca contradictorio, para evitar ponernos malos debemos hacer una crisis de curación. Al principio nos sentiremos peor, pero gracias ella evitaremos enfermar en un futuro
mujer con gripe


Si últimamente caes mucho en cama, si te sientes decaído y con dolor una vez al mes, si es frecuente que levantes fiebre o te duela la garganta quizás se deba a que tu sistema inmune está debilitado o que necesitas un buen descanso.
En este artículo te contamos por qué te estás enfermando tan seguido.

El circulo vicioso de la enfermedad

El circulo “vicioso” de la enfermedad
Según los médicos, si nos enfermamos es porque hay algún desorden o problema en nuestro sistema inmunológico.
Cuando nuestras defensas se debilitan somos más vulnerables a la entrada y el desarrollo de los agentes infecciosos. Por el contrario, si el sistema inmune está fuerte los virus y bacterias no pueden ingresar en el organismo.
Al no contar con una buena barrera defensora (por culpa del estrés, la mala alimentación o una enfermedad) el cuerpo es susceptible a todo tipo de patógenos e infecciones.
Además también puede dar pie a una condición frecuente de “ciclo” donde el organismo trabaja incansablemente para eliminar un microorganismo pero no tiene el suficiente tiempo como para recuperar las fuerzas por completo.
Si en ese momento el enemigo vuelve a atacar no tendrá maneras de protegerse. Otro de los problemas habituales es que el sistema inmune se prepara para repeler ciertos virus pero aparecen otros y el ciclo comienza otra vez.
Está comprobado a su vez que la carga genética de cada persona puede determinar cómo se comporta el sistema inmunológico. A veces incluso las defensas trabajan más de lo habitual y atacan a las células o tejidos normales como si fueran cuerpos extraños.
En esos casos tenemos problemas de lupus eritematoso, diabetes tipo 1 y artritis reumatoide.

La crisis de curación

La crisis de curación
Cuando te enfermas demasiado seguido para tu gusto (por ejemplo, una o dos veces al mes sin importar la época del año) puede deberse a una acumulación detoxinas. Si el cuerpo está repleto de desechos, que se han ido acumulando a lo largo del tiempo, es más probable tener gripe, dolor de garganta, fiebre, etc.
Todo lo que ingresa en nuestro organismo (comidas, bebidas, aire…) lo va llenando de sustancias benéficas y nocivas. Si estas últimas no son eliminadas correctamente comienzan a acumularse en los intestinos, la sangre, los órganos o la piel.
En ese momento empiezan a modificarse y a ralentizarse las funciones básicas. La toxemia (aumento de la temperatura por tanta cantidad de toxinas) debe evacuarse de alguna manera, de forma drástica y es entonces cuando se experimentan los síntomas de la enfermedad.
Esto quiere decir que el cuerpo nos está “avisando” de que hay muchas toxinasacumuladas. Los signos más frecuentes son:
  • Dolores articulares
  • Fiebre
  • Exceso de mucosidad (catarro, flemas, resfriados)
  • Diarrea
  • Llagas, aftas
  • Erupciones cutáneas, comezón, picor
¿Qué provoca esta acumulación de toxinas? Son varias las vías de entrada de los agentes perjudiciales para nuestra salud:
  • Dieta inadecuada (fritos, grasas, hidratos de carbono, enlatados, azúcares)
  • Consumir mucha sal
  • Comer en exceso o a cada rato
  • Ingesta de ciertos medicamentos
  • Falta de actividad física
  • Vivir en un sitio contaminado (polución)
  • Estrés, preocupaciones, ansiedad
  • Poco descanso
Dolor pélvico
Las tan conocidas “recaídas” se deben, principalmente, a que solo nos enfocamos en reducir un síntoma y nos olvidamos del resto.
Si no prestamos atención a las verdaderas causas de las enfermedades nuevamente debemos hablar de un círculo vicioso.
Es decir que, por ejemplo, reducimos la fiebre pero luego seguimos comiendo mal. La próxima vez causará dolor de garganta. Tomamos un antibiótico para ello pero, al sentirnos mejor, no hacemos ejercicio… y así sucesivamente.
Aliviar momentánea o pasajeramente el problema hará al cuerpo más propenso a las recaídas. Es probable que el organismo no haya acabado completamente con ese virus pero, al consumir un medicamento, “adormecemos” el síntoma y creemos que nos hemos curado.

¿Cómo evitar enfermarnos seguido?

Cómo evitar enfermarnos seguido
Básicamente, para sanar y fortalecer nuestro sistema inmune es preciso hacer un cambio en nuestros hábitos cotidianos. No solo en lo que se refiere a la comida, sino también a nuestras actividades.
Una persona que se enferma mucho deberá a su vez hacer una dieta depurativa basada en la limpieza del cuerpo a traves del higado utilizando extractos concentrados  de cardo mariano y una serie de ayunos, siempre guiados por un profesional.
Es bueno saber que tras estas técnicas el organismo cae en lo que se conoce como una “crisis de curación”. En esta etapa los síntomas se agudizan. Esto significa que la enfermedad será más severa porque el cuerpo está eliminando todas las toxinas.
Durante esta crisis puede haber:
  • Secreciones excesivas
  • Dolores de cabeza
  • Dolores de estómago
  • Sudoración
  • Sarpullidos
  • Acné
Sucederá algo similar a lo que ocurre cuando nos ponen una vacuna: el sistema de defensas comienza a generar más anticuerpos para esa sustancia extraña y es probable que nos terminemos enfermando de lo que supuestamente evita la inyección.
Tras la etapa de evacuación donde el cuerpo eliminará todo lo que no necesita comienza el proceso de reparación, rejuvenecimiento y limpieza (puede durar varios días o semanas).
Lo bueno es que a partir de ese momento las enfermedades serán más la excepción que la regla. No obstante, para ello, debemos cambiar rotundamente nuestros hábitos. Si no, todo esfuerzo será en vano.
Para Comprar productos orgánicos para mejorar tu salud y la salud de tu familia te invitamos a visitar www.costavolcano.com y conocer los beneficios que una correcta alimentación puede hacer a tu salud


Gracias por seguir nuestro Blog de Consejos, Salud y Opinión. Saludos Cordiales.

Pamela & Francisco Costavolcano

Si tienes consultas escríbenos a info@costavolcano.com o visita nuestra tienda online en www.costavolcano.com

jueves, 2 de marzo de 2017

Crema facial casera para pieles con dermatitis


Al incluir solo ingredientes naturales en nuestra crema casera nos aseguramos de que no nos va a provocar irritaciones ni dermatitis por culpa de los químicos



Podemos encontrar muchas recetas para elaborar cremas faciales en casa, de manera sencilla y con ingredientes naturales. Las encontramos más ligeras para las pieles grasas y más nutritivas para las pieles secas.
No obstante, es más difícil encontrar cremas específicas para pieles atópicas, delicadas, sensibles y con dermatitis.
Descubre en este artículo cómo preparar tu propia crema para el cutis, la cual te permitirá hidratar la piel y regularla y equilibrarla de manera natural.

Crema para la dermatitis y pieles atópicas

Dermatitis
En general, clasificamos las pieles en las siguientes categorías:
  • Pieles secas.
  • Pieles grasas.
  • Pieles mixtas.
  • Pieles con acné.
  • Pieles maduras.
  • Pieles atópicas.
En esta última categoría incluimos todas aquellas pieles que padecen dermatitis, psoriasis, eczemas u otros trastornos cutáneos. A veces podemos tener más de uno de estos problemas, lo cual todavía nos complica más la elección de una crema adecuada.
A menudo, las pieles atópicas no toleran bien las cremas con perfumes, alcoholy otros ingredientes sintéticos como, por ejemplo, los conservantes (parabenos) y derivados del petróleo.
Por este motivo proponemos elaborar una crema que sea totalmente natural, que nos permita tener el rostro con la hidratación necesaria y que, a la vez, nos ayude a tratar los problemas que tengamos.

De este modo aliviaremos los molestos síntomas y nuestra piel tendrá un aspecto mucho más bonito y saludable.

Ingredientes

Aloe-vera
Los componentes de nuestra crema casera para pieles con dermatitis tienen propiedades calmantes, antiinflamatorias y equilibrantes para ir regulando nuestra piel de manera progresiva.
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera Costavolcano (30 g)
  • 2 cucharadas de manteca de cacao (30 g)
  • 2 cucharadas de aceite de caléndula (20 ml)
  • 1 cucharada de aceite de onagra (10 ml)
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda.
Necesitaremos también un frasco para conservar la crema.

Propiedades de los ingredientes

Gel de aloe vera o sábila

cremas caseras con aloe vera
El gel que se extrae de las pencas de la planta de aloe vera es un ingrediente excelente para nuestra piel, ya que la hidrata sin engrasarla, la calma y favorece la recuperación en caso de irritaciones o pequeñas lesiones.
Tiene propiedades antiinflamatorias y mejora la regeneración celular cutánea. Además, su textura nos permite mezclarlo con los aceites y conseguir una crema untuosa pero no grasa.

Manteca de cacao

La manteca de cacao es un ingrediente que se usa de manera habitual en la cosmética casera, ya que nos permite dar consistencia sólida a nuestros productos a la vez que aporta hidratación y protección a nuestra piel.
Es rica en antioxidantes y da suavidad y elasticidad al cutis.

Aceite de caléndula

Calendula
El aceite vegetal que se obtiene de la maceración de la flor de la caléndula es ideal para las pieles más sensibles, incluso la de los bebés, ya que tiene propiedades antiinflamatorias, calmantes e hidratantes.

Aceite de onagra

Este aceite es muy conocido por sus propiedades para regular los trastornos hormonales.
No obstante, sus beneficios externos son también muy reconocidos, ya que reduce las inflamaciones y calma los trastornos cutáneos como la dermatitis, el acné, el prurito, psoriasis, problemas de cicatrización, etc.

Aceite esencial de lavanda

Lavanda
Añadiremos a nuestra crema casera un aceite esencial, el cual aportará un delicioso y relajante perfume natural a la vez que conseguimos uno de los beneficios que más nos interesan: la capacidad de regular la producción sebácea de la piel, para equilibrar tanto las zonas secas como las grasas.
Además, tiene propiedades antisépticas y regeneradoras.

¿Cómo la elaboramos?

Una vez tengamos todos los ingredientes listos, procederemos del siguiente modo:
  • En primer lugar, pondremos la manteca de cacao al baño María para hacerla líquida y poderla mezclar con el resto de ingredientes.
  • Cuando ya la tengamos lista, la mezclaremos, ya a temperatura ambiente, con el gel de aloe vera, el aceite de caléndula y el de onagra. Lo batiremos para emulsionar y mezclar bien las diferentes texturas.
  • En el último momento, en frío, añadiremos el aceite esencial de lavanda.
  • Mezclaremos bien e introduciremos la crema obtenida en el frasco.
  • Conservaremos esta crema en la nevera. Aunque la manteca de cacao es un conservante natural, de este modo conseguiremos que se mantenga más tiempo en buenas condiciones.
Nos la aplicaremos por la mañana al levantarnos y por la noche antes de acostarnos.



Para Comprar productos orgánicos para mejorar tu salud y la salud de tu familia te invitamos a visitar www.costavolcano.com y conocer los beneficios que una correcta alimentación puede hacer a tu salud

Gracias por seguir nuestro Blog de Consejos, Salud y Opinión. Saludos Cordiales.

Pamela & Francisco Costavolcano

Si tienes consultas escríbenos a info@costavolcano.com o visita nuestra tienda online en www.costavolcano.com

viernes, 24 de febrero de 2017

Descubre un gel natural para tratar estrías, arrugas, quemaduras y manchas de la piel


Tanto el aloe vera como el aceite de coco son muy hidratantes y tienen propiedades cicatrizantes y regenrativas que ayudan a minimizar la apariencia de diferentes afecciones cutáneas
Gel natural para piel


Todos los días la piel está expuesta a diversas agresiones del ambiente, los rayos UV del sol y otros factores que la van deteriorando.
Como consecuencia, notamos que desarrolla varios tipos de imperfecciones que nos hacen lucir de más edad, incluso cuando aún estamos jóvenes.


Con el fin de reducir todos estos efectos y acelerar la recuperación de pequeñas heridas, casi siempre recurrimos a productos cosméticos que nos ofrecen en el mercado.
No obstante, existen opciones 100% naturales que podemos preparar con ingredientes muy económicos y llenos de beneficios para la piel
Entre estas nos encontramos con un gel calmante y nutritivo que nos sirve para combatir las estrías, las arrugas y otros problemas cutáneos comunes.
Contiene vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes que participan en la regeneración celular que mitiga los daños que sufre la piel.

¿En qué consiste este gel natural para el cuidado de la piel?

Este gel natural para combatir las alteraciones de la piel se elabora a partir del prodigioso aloe vera combinado con aceite de coco y algún aceite esencial.

Todos estos productos son excelentes aliados de la piel y contienen importantes nutrientes que la fortalecen y reparan.
Como no queremos que queden dudas acerca de sus bondades, a continuación te damos en detalle las propiedades de sus dos componentes principales.

Beneficios del gel de aloe vera

jugo de aloe vera
La planta de aloe vera contiene un gel rico en nutrientes que revitalizan y humectan la piel. Su alto contenido de agua, enzimas y sustancias antioxidantes frena el daño oxidativo causado por los radicales libres y evita la pérdida excesiva de colágeno y elastina.
Gracias a estas cualidades,  podemos utilizarlo para:
  • Hidratar y revitalizar la piel.
  • Calmar las irritaciones y problemas alérgicos.
  • Aliviar las quemaduras solares o causadas por otros medios de calor.
  • Combatir la celulitis y estrías.
  • Disminuir las manchas y pecas.
  • Prevenir y atenuar las arrugas finas en el rostro, cuello y escote.

Beneficios del aceite de coco

Cómo limpiar el rostro con aceite de coco
En la actualidad el aceite de coco está catalogado como un “superalimento” debido a sus propiedades nutricionales.
Su alto contenido de ácidos grasos esenciales, vitaminas y antioxidantes lo convierten en un buen aliado de la belleza de la piel.
Cuenta con sustancias antiinflamatorias, hidratantes y antibacterianas que ayudan acombatir el acné, las manchas y pequeñas cicatrices que nos dan una mala apariencia.
También sirve como limpiador facial y sustituto de las cremas hidratantes comerciales.
Por los compuestos que contiene, el aceite de coco extra virgen se puede emplear para:
  • Darle brillo natural a la piel.
  • Nutrir e hidratar de forma natural.
  • Reducir la presencia de bacterias y hongos.
  • Disminuir la apariencia de las estrías moradas y blancas.
  • Atenuar la celulitis y las várices.
  • Combatir las manchas cutáneas.
  • Minimizar las arrugas.
  • Acelerar la recuperación de la piel quemada por el sol.

Cómo preparar este gel natural para tratar las imperfecciones de la piel

Crema de aloe vera y aceite de coco
Para no dejar de aprovechar todas estas propiedades, vale la pena dedicar algunos minutos para la preparación de este gel casero para cuidar tu piel.

Ingredientes

  • 7 cucharadas de aceite de coco extra virgen sólido (105 g)
  • 7 cucharadas de gel de aloe vera (105 g)
  • 10 gotas de un aceite esencial al gusto

¿Cómo prepararlo?

  • Introduce el gel de aloe vera en un recipiente y mézclalo con el aceite de coco.
  • Remueve durante tres o cinco minutos, hasta obtener una mezcla brillante y homogénea.
  • Agrega las gotas de aceite esencial y continúa removiendo.
  • Introduce el producto en un recipiente de vidrio con tapa y llévalo a un lugar fresco y seco.

Modo de aplicación

  • Utiliza este producto todos los días, preferiblemente después de la ducha, ya que en este estado la piel tiene mayor capacidad de absorción.
  • Toma una pequeña cantidad del gel y frótalo con suaves masajes circulares en todas las áreas que te interesa tratar.
  • No tienes necesidad de enjugarlo pero, si quieres, puedes retirar los excesos con un paño limpio cuando haya actuado mínimo una hora.
Ahora que ya sabes cómo preparar tu propio gel natural para mantener una piel radiante, ya no te quedan excusas para combatir esos problemas que afectan tu belleza.
Úsalo de forma continua dentro de tu rutina y descubre sus increíbles bondades después de algunas semanas de uso.
¡Anímate a probarlo!

Para Comprar productos orgánicos para mejorar tu salud y la salud de tu familia te invitamos a visitar www.costavolcano.com y conocer los beneficios que una correcta alimentación puede hacer a tu salud

Gracias por seguir nuestro Blog de Consejos, Salud y Opinión. Saludos Cordiales.

Pamela & Francisco Costavolcano


Si tienes consultas escríbenos a info@costavolcano.com o visita nuestra tienda online en www.costavolcano.com

5 mascarillas post-solares para calmar la piel


El uso de estas mascarillas post-solares será muy adecuado siempre y cuando las quemaduras no presenten gravedad. En caso contrario, deberemos acudir a un especialista antes de aplicar cualquier tratamiento



A todos nos ha pasado que no hemos tomado suficientes precauciones a la hora de proteger nuestro rostro del sol y hemos sufrido las consecuencias.
No obstante, aunque nuestra piel ya esté enrojecida, todavía estamos a tiempo deminimizar los efectos perjudiciales con estas maravillosas mascarillas post-solares o aftersun.
Hidrata y calma la piel con estas mascarillas que te ayudarán a prevenir los efectos dañinos de los radicales libres.

Mascarillas post-solares con ingredientes caseros

Casi siempre que nos quemamos nos encontramos que no tenemos a mano la loción adecuada. Sin embargo, es muy importante tratar la piel enrojecida lo antes posible para que se recupere con rapidez.
En este artículo proponemos diferentes opciones de ingredientes que la mayoría tenemos en casa o en la cocina para poder preparar estas mascarillas post-solares con efectos hidratantes, calmantes y antioxidantes. 
¡Descubre cuáles son y elige tu favorita!

1. Yogur y cacao

Yogur y cacao

¡Cuidado que algunas de estas mascarillas aftersun son comestibles! Lo que significa que puedes prepararte una deliciosa merienda y utilizar las sobras para aplicártelas en el rostro enrojecido.
El yogur, que utilizaremos frío, es un ingrediente muy hidratante que nutre la piel sin engrasarla, ideal para pieles mixtas y grasas.
Por su parte, el cacao es un excelente antioxidante que previene la acción de los radicales libres a la vez que aporta todavía más hidratación a nuestra piel.
Mezclaremos ambos ingredientes hasta conseguir una pasta marrón.

2. Aloe vera y melón

Cada vez son más las personas que tienen una planta de aloe vera en casa, ya que el gel que se extrae de sus pencas es un remedio inmediato para heridas y quemaduras, que calma y ayuda a que la piel se regenere sin dejar marcas.
No obstante, también podemos comprar gel de aloe vera  para tenerlo siempre a mano.
Su textura gelatinosa nos permitirá mezclarlo bien con un trozo de melón, que machacaremos con la ayuda de un tenedor para sacarle el jugo y usar también parte de la pulpa.
El melón aporta la hidratación que la piel ha perdido durante la exposición al sol.
Si nos queda una mascarilla demasiado líquida podemos humedecer unas gasas estériles y aplicárnoslas encima del rostro mientras estamos tumbados boca arriba.

3. Sandía y miel

Sandias
Esta mascarilla es también una deliciosa bebida que podemos tomarnos para hidratar nuestro organismo también por dentro, lo cual mejorará nuestra recuperación.
La sandía es, según la medicina tradicional china, uno de los mejores remedios naturales para combatir las afecciones enrojecidas que desprenden calor como, por ejemplo, las quemaduras.
Y si, en primer lugar, la enfriamos en la nevera, todavía será más calmante y efectiva.
La miel de abeja, por su parte, le aporta a esta mascarilla un extra de hidratación y protección para nuestro cutis. 
Batiremos un trozo de sandía con una cucharada de miel de abeja. Al ser una mascarilla muy líquida sí que necesitaremos aplicarla obligatoriamente con gasas, como la de aloe vera y melón.

4. Aguacate y huevo

Mascarillas post-solares
Una mascarilla excelente para facilitar la recuperación de las pieles normales o secas que están enrojecidas por el sol y que también puede ser beneficiosa si nos la aplicamos antes de la exposición, para conseguir un bronceado más bonito y saludable.
Con estos dos ingredientes conseguiremos calmar la piel a la vez que la nutrimos en profundidad, ya que tanto el aguacate como el huevo contienen ácidos grasos esenciales.
Batiremos el huevo entero y le añadiremos medio aguacate machacado.

5. Patata y aceite de oliva

Esta curiosa mascarilla nos aliviará cuando la quemadura que nos hemos producido es molesta o incluso dolorosa, ya que la patata tiene un alto poder calmante. El aceite de oliva también añadirá beneficios nutritivos y calmantes.
Para preparar esta mascarilla podemos hacerlo de dos formas. La primera consiste en utilizar puré de patata frío, mientras que para la segunda deberemos licuar una patata cruda.
A la forma que elijamos, le añadiremos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
En caso de hacer el licuado, usaremos las gasas estériles para aplicarla. En cambio, si preparamos el puré de patata, su aplicación podrá ser directa e incluso podremos poner una buena capa.
Si la quemadura es importante o nos aparecen ampollas en la piel deberemos evitar hacernos ningún tratamiento. Deberá ser un dermatólogo el que determine el tratamiento adecuado. 


Para Comprar productos orgánicos para mejorar tu salud y la salud de tu familia te invitamos a visitar www.costavolcano.com y conocer los beneficios que una correcta alimentación puede hacer a tu salud

Gracias por seguir nuestro Blog de Consejos, Salud y Opinión. Saludos Cordiales.

Pamela & Francisco Costavolcano

Si tienes consultas escríbenos a info@costavolcano.com o visita nuestra tienda online en www.costavolcano.com

jueves, 23 de febrero de 2017

Recomendaciones para evitar o atenuar las estrías


Además de para prevenir las estrías, la hidratación también puede ayudarnos a minimizar las ya existentes. Podemos aplicar cremas comerciales o bien preparar una casera con aloe vera y aceites



Tras el embarazo y al engordar o adelgazar muy rápido es probable que aparezcan unas marcas blancas o rojizas en diferentes partes del cuerpo (sobre todo en caderas, vientre y muslos). Una gran cantidad de mujeres sufren este problema… ¡La buena noticia es que se pueden evitar o reducir!
Sigue leyendo este artículo para enterarte de cómo quitar las estrías de manera natural.
Si tienes predisposición genética a las estrías (por ejemplo, si tu madre las tuvo o tiene) no debes alarmarte, sino hacer lo posible para que no aparezcan con tanta “fuerza”. Algunas recomendaciones que pueden servirte son:

Usa crema hidratante

Gel de aloe vera para las estrías
No solo si estás embarazada. En cualquier momento de la vida (y más a partir de los 20 o 25 años) es preciso utilizar una buena crema hidratante. Así la piel estará más fuerte y humectada y habrá menos posibilidades de que aparezcan las estrías.
Ponte a diario una crema con ingredientes naturales y, en lo posible, que sea algo espesa.

Si ya se han desarrollado las primeras estrías también aprovecha a aplicarte crema para que no sigan expandiéndose. Una buena opción para humectar la piel sin recurrir a cremas que venden en las tiendas es usar aceites y aloe vera.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de germen de trigo (10 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (25 g)
  • 1 cucharada de gel de aloe vera Costavolcano (20 g)

Preparación

  • Mezcla todo en un recipiente y aplica en la zona afectada con movimientos circulares.
  • Deja pasar por lo menos 15 minutos  antes de enjugar con agua tibia.

Aprovecha la vitamina E

Puedes conseguir una cápsula de vitamina E y añadírsela a la crema humectante que usas a diario. Tiene propiedades más que interesantes para atenuar las estrías, no solo actuales, sino también las que tienen varios años.

Masajea con yema de huevo

Tratamiento con yema de huevo
El huevo es una gran fuente de proteínas, tanto cuando lo comemos como si lo usamos de manera externa. Es recomendable para que el cabello quede brillante y para quitar estrías cuando recién se han formado.
Se aconseja en las mujeres en sus primeros meses de embarazo porque, además, previene futuras formaciones de cicatrices. Solo tienes que batir un huevo y pasarlo por el área afectada una vez al día.

Utiliza aceites esenciales

La eficacia de los aceites esenciales para una piel más bonita es ampliamente conocida. Este remedio casero no las elimina al 100% si son muy grandes, profundas o antiguas, pero sí puede ayudar a disimularlas un poco.
Recuerda que los aceites esenciales no se extienden directamente sobre la dermis porque puede provocar irritación o alergia. Mezcla con aceite de oliva o de almendras. También puedes mezclar con una crema que uses habitualmente.
Los mejores aceites esenciales que te ayudarán a reducir las estrías son:
  • Lavanda
  • Incienso indio (de Boswellia)
  • Rosa
  • Rosa mosqueta
  • Geranio
  • Mirra

Consejos para reducir las estrías

Una vez que se han formado las estrías se pueden atenuar con recetas caseras, pero también con hábitos más saludables. Evita que sean cada vez más profundas o gruesas:

Protege la piel del sol

Utilizar protector solar
Al principio las estrías son de color rojo intenso pero, con el paso del tiempo, el tono va palideciendo hasta quedar más claro que la piel. Si no las cuidas de los rayos UV será más difícil que queden de un color apagado o menos llamativo.
La radiación solar debilita la piel y empeora el aspecto que tienen.
Si vas a la playa, no dudes en aplicar una crema solar con al menos FPS 15. Para después del sol puedes usar aloe vera.

Mantén la hidratación y exfolia

Además de beber tus 2 litros de agua por día, es preciso que humectes la piel con una crema de calidad. Recuerda que si la dermis pierde elasticidad será más propensa a estirarse por los cambios de peso o el embarazo.
Si eres de piel muy seca, hidrata todos los días, por la mañana y por la noche.
También sería bueno que exfoliaras una vez por semana con algún producto natural como puede ser el azúcar, el café o la avena. No olvides humectar después de este tratamiento.

No fumes

Persona con hábitos de fumar
Si bien es cierto que las mujeres embarazadas no deben fumar, este consejo también se aplica a aquellas que tienen el mal hábito fuera de las gestaciones. El humo del cigarrillo le hace mucho daño a la piel.
Los compuestos que ingresan al organismo lo dañan por dentro. Atención, que si estás en contacto con alguien que fuma en casa o el trabajo también puede hacer estragos en tu piel.

Camufla las estrías

Si bien no es una manera de eliminarlas te puede ayudar a que no sean tan notorias. Algunas mujeres optan por broncearse y otras por maquillarse. Esto es una solución temporal y para una ocasión específica.

Haz ejercicio

Mujer haciendo ejercicio
El deporte te ayuda a que la piel esté más firme y sana. Eliminarás toxinas, controlarás tu peso y evitarás que la dermis se estire.
Prueba a hacer un ejercicio aeróbico 2 o 3 veces a la semana. No es aconsejable elegir un ejercicio de musculación porque es contraproducente para tu problema de estrías: estira la piel y rompe las fibras.

Consume más vitamina C

Está presente en los cítricos y en varias frutas como el kiwi o la fresa. Es un nutriente muy importante para la salud porque, además de evitar que nos enfermemos,aumenta la producción de colágeno, la proteína responsable de dar firmeza, integridad y flexibilidad en los tejidos.
También ayuda a desinflamar la dermis y la protege de la radiación del sol.


Para Comprar productos orgánicos para mejorar tu salud y la salud de tu familia te invitamos a visitar www.costavolcano.com y conocer los beneficios que una correcta alimentación puede hacer a tu salud

Gracias por seguir nuestro Blog de Consejos, Salud y Opinión. Saludos Cordiales.

Pamela & Francisco Costavolcano

Si tienes consultas escríbenos a info@costavolcano.com o visita nuestra tienda online en www.costavolcano.com
---------------- ---------------------